Inicio. Cirugía plástica Contacto Dr. Arquero Preguntas frecuentes de Cirugía Estética Buscar en cirugía plástica
Glosario de Cirugía plástica Portuguêse English version

CIRUGÍA REPARADORA

   

Tratamiento de los tumores de la cara


 
Paciente de 67 años de edad con un tumor benigno de origen linfoide en la punta nasal. El tratamiento consistió en su resección completa dejando cicatrizar por segunda intención el área cruenta.
Haga clic sobre la imagen para ampliar
Paciente de 67 años de edad con un tumor benigno de origen linfoide en la punta nasal. El tratamiento consistió en su resección completa dejando cicatrizar por segunda intención el área cruenta.

El tratamiento de los tumores pequeños no suele revestir mayores complicaciones salvo que afecten a estructuras nobles mientras que el de los tumores extensos, por su complejidad, puede exigir la participación de equipos multidisciplinarios formados por diversos servicios: oncología, patología, dermatología, radiología y radioterapia, otorrinolaringología, cirugía maxilofacial, microcirugía, cirugía plástica, psicología y psiquiatra, etc.

Los principios que han de seguirse en el tratamiento de cualquier tumor, tanto benigno como maligno, son la resección completa y adecuada del tumor, la preservación de la función de las estructuras afectadas y la reparación, inmediata o diferida, de los defectos ocasionados por el tratamiento.

Resección adecuada del tumor: La resección será amplia -con eliminación completa de la lesión- y debe comprender los márgenes de seguridad adecuados según el tipo de tumor. Denominamos margen de seguridad a la extensión de tejido aparentemente libre de tumor que incluimos en la resección del mismo. Se basa en estudios estadísticos, es específico para cada tipo histológico de tumor y depende de su estadío de evolución y de su localización. Los límites recomendados para la extensión de la resección pueden variar de unos milímetros a varios centímetros.

Por otra parte, la resección no debe tener en cuenta las dificultades de la reparación de la lesión o herida quirúrgica. Es más, incluso, cuando se dispone de equipos quirúrgicos multidisciplinarios, puede ser recomendable que las extirpaciones tumorales las realicen los cirujanos de cabeza y cuello especialistas en oncología (maxilofacial, otorrinolaringólogo) mientras que la reconstrucción correría a cargo de un cirujano plástico.

Los métodos tradicionales de tratamiento de los tumores incluyen, principalmente, el uso de la escisión con bisturí o resección simple, de quimiocirugía de Mohs o escisión controlada al microscopio, de criocirugía, electrocoagulación, electrodesecación o resección con electrobisturí, ablación con Láser, radioterapia y quimioterapia. Otras opciones de tratamiento son la escisión de afeite, el raspado y dermoabrasión. Cada uno de ellos es útil en situaciones clínicas específicas y, dependiendo de la selección de los casos, estos métodos tienen tasas de curación que van del 85% al 95%.

En los tumores con posibilidades de malignidad no debemos utilizar técnicas de exéresis que destruyan el tumor como son, la electrocoagulación, la criocirugía o la ablación con láser; es más, para nosotros, únicamente estarían indicadas estas técnicas para tumores superficiales (epidérmicos) claramente benignos.

Preservar la fisiología o función de la región: Cuando el tumor afecta las proximidades de estructuras nobles como el globo ocular, párpado, nariz, oreja, o nervio facial, únicamente actuaremos sobre ellos en caso de invasión tumoral.

Reparar o reconstruir las pérdidas: Después de la exéresis tumoral siempre procederemos al cierre de la herida quirúrgica o a la reparación de las pérdidas provocadas por la resección del tumor de manera tal que el resultado obtenido sea lo más estético o, por lo menos, lo menos estigmatizante posible.

Antes de realizar la exéresis del tumor deberemos tener claramente definido el método de reparación de la herida considerando que la previsión de dificultades para la reparación no debe modificar la extensión de la resección.

Los métodos de reparación son la sutura directa, la cicatrización por segunda intención, los injertos y los colgajos. A la hora de elegir el más adecuado hemos de tener en cuenta que éste deberá permitir el control de las posibles recidivas tumorales. Por ese motivo no utilizaremos colgajos en caso de tumores malignos con posibilidades de recidiva, especialmente melanomas, siendo preferible dejar la reparación definitiva para un segundo tiempo. Tampoco debemos utilizar colgajos para el cierre del defecto ante la falta de certeza de haber extirpado todo el tumor, es decir, hasta tener el resultado del estudio anatomopatológico. tumores

 

 Bibliografía

• Abide JM, Nahai F, Bennett RG: The meaning of surgical margins. Plastic and Reconstructive Surgery 73(3): 492-497, 1984.
Balch CM, Reintgen DS, Kirkwood JM, et al.: Cutaneous melanoma. In: DeVita VT Jr, Hellman S, Rosenberg SA, eds.: Cancer: Principles and Practice of Oncology. Philadelphia, Pa: Lippincott-Raven Publishers, 5th ed., 1997, pp 1947-1994.
• Committee on Guidelines of Care, Task Force on Cutaneous Squamous Cell Carcinoma: Guidelines of care for cutaneous squamous cell carcinoma. Journal of the American Academy of Dermatology 28(4): 628-631, 1993.
Holmstrom H: Surgical management of primary melanoma. Seminars in Surgical Oncology 8(6): 366-369, 1992.
Lippman SM, Shimm DS, Meyskens FL: Nonsurgical treatments for skin cancer: retinoids and alpha-interferon. Journal of Dermatologic Surgery and Oncology 14(8): 862-869, 1988.
Picascia DD, Robinson JK: Actinic cheilitis: a review of the etiology, differential diagnosis, and treatment. Journal of the American Academy of Dermatology 17(2, Part 1): 255-264, 1987.
Rose E. Facial Restoration. Lippincott- Raven Publishers, Philadelphia, 1997
Thomas RM, Amonette RA: Mohs micrographic surgery. American Family Physician/GP 37(3): 135-142, 1988.
Wagner RF, Lowitz BB, Casciato DA: Skin cancers. En: Casciato DA, Lowitz BB, Eds.: Manual of Clinical Oncology. Boston: Little, Brown, and Company, 2nd ed., 250-259, 1988.

 

 

   
Temas frecuentes en Cirugía plástica, estética y reparadora
Rinoplastia - Aumento de pecho - Liposucción - Párpados - Estiramiento cervico-facial - Aumento de labios
Orejas separadas - Ginecomastia - Anestesia - Estética sin cirugía - Diario de una operación
 
Inicio | Consejo Editorial | Sala de prensa | Enlaces | Info Legal-Privacidad | Mapa de la web
Contacto | Trabaja con nosotros | Búsqueda  
 Solicite consulta a través de nuestros teléfonos de lunes a viernes, de 10h a 14h y de 16h a 20h.
  CLÍNICA DE MADRID: 91 309 29 06 / Cl. Don Ramón de la Cruz, 33 - 1º Derecha. 28001 Madrid - España
CLÍNICA DE VIGO: 986 43 22 34 / Plaza de Compostela, 23 -1º D. 36201 Vigo - España

  © Dr. Pedro Arquero. Clínica de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora
  Última actualización