Otros servidores Arquero

La intervención

09_abd_int109_abd_int209_abd_int309_abd_int4

Esquema de los dos tipos de intervenciones para reducir la piel y grasa del abdomen. Superior: Mini-abdominoplastia: Inferior: Abdominoplastia clásica. En azul: zona de piel y grasa a ser resecada. En rojo: la cicatriz resultante. En rosa: El despegamiento de la piel y tejido celular subcutáneo (grasa).

La primera cirugía abdominal estética de la que se tiene noticia fue realizada por Desmars e Marx, en 1880 y en 1899 aparece la primera publicación sobre el tema (Kelly).

Muchas son las técnicas ideadas cada una de las cuales puede ser utilizada en determinados casos. Las más frecuentes suelen ser las que dejan cicatriz transversa inferior a nivel de la región suprapúbica, aunque también pueden ser realizadas dejando la cicatriz en posición vertical cuando existe cicatrices previas o incluso horizontales en la región submamaria cuando se quiere utilizar el exceso de piel para reconstruir los pechos… Hay que considerar que la elección de la técnica está condicionada por el tipo de estructura de la paciente y por el tipo de particularidades que presenta cada abdomen. Dado el mayor nivel de exigencia de los pacientes se ha recurrido a nuevas técnicas que mejoran la morfología abdominal con alteraciones menores. Para estos casos se recurre a la llamada abdominoplastia con cicatriz reducida o miniabdomen, que consiste en la retirada de segmentos menores de piel y grasa, lo que conlleva una cicatriz menor y, en determinados casos, no exige la creación de una cicatriz para la reposición del ombligo. Para esto, no cabe duda, ha contribuido una técnica reciente, la lipoescultura.

Otro de los aspectos importantes de la abdominoplastia es el tratamiento de la flacidez de la musculatura de la pared abdominal. La aproximación de los músculos se hace a través de unos puntos de sutura que se realizan en la aponeurosis de los músculos y que, al mismo tiempo que alisan el abdomen abombado, favorecen para la recuperación de la cintura.

Con la finalidad de conseguir un resultado completo es frecuente que esta cirugía se realice simultáneamente con la intervención en otras partes del cuerpo, ya sean los pechos, el rostro, la nariz y sobre todo, la lipoescultura del contorno corporal.

En los casos en los que el problema estriba únicamente en la separación de los músculos puede evitarse la cicatriz mediante la utilización de endoscopia. azul