Otros servidores Arquero

La intervención

09_lipo109_lipo209_lipo4

Vista de frente y posterior de paciente sometida a lipoescultura de cintura, trocánter (pistoleras), muslo interno y rodillas.

Normalmente es realizada con anestesia local y una leve sedación, siempre a cargo de un anestesista, y de forma ambulatoria. En general, la lipoescultura ofrece resultados altamente satisfactorios. La lipoescultura es la evolución de la liposucción y se diferencia de esta en:

  • Utilizamos cánulas más finas. Permite la lipectomía de la capa superficial, y con ello, la retracción cutánea, evitándose, en mayor grado, los defectos provocados en la nivelación de la superficie, es decir, mayor seguridad.
  • Hacemos el vacío con jeringas en vez de motor de aspiración: proporciona un control mucho más preciso de las cantidades aspiradas en cada área. La utilización de jeringas de aspiración permite una manipulación aséptica de la grasa y su posible reutilización (injerto de grasa o lipoinjerto). Debido al grado de reabsorción (normalmente oscila entre un 30% y un 60% del volumen injertado) serán necesarias varias sesiones hasta alcanzar el volumen deseado.
  • Anestesia local tumescente en vez de anestesia general o epidural, que puede ser realizada en régimen ambulatorio. Normalmente la anestesia local es acompañada con una leve sedación, siempre a cargo de un anestesista. No es aconsejable retirar más de 3 litros por sesión, por lo que puede ser necesario realizar la operación en varios tiempos quirúrgicos.