Otros servidores Arquero

Modelado de glúteos

En 1969 Bartels realiza los primeros implantes glúteos con carácter reparador utilizando prótesis mamarias colocadas unilateralmente y a nivel subcutáneo y pocos años más tarde, y en el mismo nivel subcutáneo, González Ulloa los emplearía por primera vez con fines estéticos. Dadas las frecuentes complicaciones que ocurrían en este plano de colocación se comenzaron a implantar las prótesis a nivel submuscular, entre los glúteos máximo y medio. Las limitaciones de este espacio y la proximidad de los nervios ciáticos llevaron a desarrollar tanto la técnica de colocación en el plano intramuscular como subfascial. Actualmente las prótesis se presentan rellenas de gel de silicona mucho más cohesivo, en las formas redondas y en gota, y con la superficie lisa o rugosa.

Actualmente, el deseo de las y los pacientes de tener una mejor imagen corporal unido a la mayor seguridad y perfeccionamiento de los procedimientos y técnicas han aumentado espectacularmente la demanda de soluciones quirúrgicas a deformidades que antes ni siquiera se planteaban. Así, en el modelado de la región glútea contamos con los suficientes recursos técnicos como para tratar cada una de las alteraciones que presente, desde un volumen deficiente o excesivo, una distribución anómala de la grasa e, incluso, alteraciones en la cobertura cutánea como flacidez e irregularidades. Las prótesis y el lipoinjerto nos permiten dar volumen y proyectar los glúteos, la lipoescultura modelar las formas y las dermolipectomías retirar el exceso cutáneo. Otras técnicas menos frecuentes pero que podemos recurrir a ellas en determinadas ocasiones comprenden los injertos y colgajos grasos o dermograsos.

El estudio de las nalgas ha de realizarse en bipedestación, rotando la paciente sobre su propio eje para valorar todos los contornos. Es conveniente valorar las variaciones de las mismas en reposo y en contracción de los glúteos así como con la pierna extendida y flexionada.

Para una mayor comprensión hemos dividido cada glúteo en tres zonas: superior, media e inferior en cada una de las cuales diferenciamos una parte interna y otra externa. El tercio superior se extiende desde las crestas ilíacas hasta el surco interglúteo y es clave para poder proporcionar al glúteo una forma redondeada y elevada. El tercio inferior se corresponde a la zona que se encuentra por debajo de la línea intertrocantérica hasta el surco glúteo. El tercio medio, por tanto, será el comprendido entre ambos límites. azul