Otros servidores Arquero

Las cicatrices

0778_paginaCuando el pecho esta caído (ptosis) y el volumen es escaso por no tener glándula suficiente (hipotrofia) es necesario aumentar su volumen mediante la colocación de prótesis y resecar el exceso de piel (mastopexia) para adaptarla al nuevo volumen y posición. Es el caso de la paciente que presentamos aquí que presenta cicatrices alrededor de la areola y en la vertical. En algunas ocasiones también puede se necesario dejar una cicatriz en el surco de la mama.

En todos los casos el tamaño de las cicatrices estará en proporción con el exceso de piel que exista. Oscila entre una pequeña cicatriz alrededor de la aréola, en los excepcionales casos en los que se da un exceso mínimo de piel y esta es del tipo elástica, hasta las cicatrices más importantes en forma de ancla, ele, o jota.

Las cicatrices, colocadas estratégicamente, son rojas al principio, después se vuelven rosadas, tardan entre 6 meses y un año en blanquearse, y necesitan hasta dos años para alcanzar su aspecto definitivo.

Existen métodos para mejorar el aspecto de las mismas pero no son generalizables, sino que se han de adaptar a cada caso en concreto. El sol es desaconsejable mientras las cicatrices estén rojas, sin embargo, puede ser recomendable en aquellas paciente con piel morena. El láser también puede ser beneficioso para acelerar el proceso de cicatrización.

Por otra parte, el uso continuo de sujetador es fundamental no sólo para evitar que las cicatrices sufran tensión y se ensanchen, sino también por las características de la piel que estas pacientes presentan.

De todas formas, lo ideal siempre es la prevención: evitar los aumentos de peso e hidratar la piel, principalmente en el embarazo; amamantar recostada; usar sujetador; mantener una alimentación adecuada, controlar el equilibrio hormonal…