Otros servidores Arquero

Reducción mamaria

0757_paginaCuando el pecho es muy grande, independientemente de su aspecto estético, puede tener repercusiones físicas importantes. La reducción de los pechos, por tanto, no es solo una cuestión de estética, sino que evita que el exceso de peso afecte a la columna vertebral ocasionando dolores y alteraciones importantes. En la imagen paciente que presenta una hipertrofia virginal sometida a reducción mamaria. Podemos observar los efectos beneficiosos de la intervención que favorecieron su adelgazamiento.

Se denomina hipertrofia mamaria al volumen excesivo de los senos. Su aumento puede aparecer como síntoma aislado, sobretodo en pacientes jóvenes (hipertrofia juvenil) o acompañado de la caída del pecho (hipertrofia con ptosis). En general se debe a un desarrollo exagerado de la glándula mamaria o del tejido adiposo y frecuentemente se acompaña de alteración de los tejidos (displasia mamaria) y de incapacidad de lactación.

Las hipertrofias se clasifican en grados. Las de grado uno se corresponden con aumentos subjetivos. Las de grado dos presentan síntomas físicos como dolor de espalda o alteraciones de la columna vertebral. En las de grado tres los síntomas se exacerban y los senos alcanzar tamaños desproporcionados superiores a los 1000 gr. (gigantomastia).

Es importante aclarar la relatividad de estas clasificaciones, pués lo que en algunos países se considera anormal puede ser el ideal de belleza en otros. Como exponente de este fenómeno podemos comprobar que en la Europa occidental un volumen adecuado se encuentra entre los 200-300 cc, en los E.E.U.U. de América asciende a los 400-500 cc y en los países del centro europeo son considerados normales cantidades tan espléndidas como son 500-700 cc.

En definitiva, para definir una hipertrofia mamaria hemos de tener en cuenta las características sociales pero sobre todo, el biotipo de la mujer: el peso, altura, anchura del tórax y estructura ósteo-muscular.

Unos senos demasiado grandes pueden acarrear no solo problemas físicos sino también alteraciones psíquicas en grado variable. La inaceptación de la propia imagen corporal llega, incluso, a la negación de dicha parte del cuerpo, ocasionando transtornos en la esfera de las relaciones, sobre todo en el aspecto psícosexual.

  • Bibliografía
    • Aruffe, H.N.: Mammaplasty with a single, vertical superiorly based pedicle to support the nipple-areola. Plast. Reconstr. Surg., 60:221-227, 1977.
    • Cardoso de Castro, C.: Mamaplasty with curved incisions. Plast. Reconstr.Surg., 57:596-600, 1976.
    • Cardoso de Castro, C.; Daher, M.: Simultaneous reduction mammaplasty and abdominoplasty. Plast.Reconstr.Surg., 61:36-39, 1978.
    • Cardoso de Castro, C.; Late results after reduction mammaplasty with curved incisions. Plast.Reconstr.Surg., 61:862-867, 1978.
    • Cardoso de Castro, C.: Consideracôes em torno das principais técnicas da mamaplastia redutora. J. Bras.Gin., 87:43-52, 1979.
    • Cardoso de Castro, C. Araujo, M.R.: Avaliacâo dos resultados tardios em mamaplastia. Rev.Bras.Cir., 73:21-25, 1983.
    • Dufourmentel, D. Mouly, R.: Reduction mammaplasty by the lateral approach. In Plastic and Reconstructive Surgery of the Breast ed. por R.M. Goldwyn, Boston, Little, Brown Co 1976, p.233.
    • Lallardrie, J.P, Jouglard, J.Pl.: Chirurgie Plastique du Sein., Paris, Masson. Ed., 1974.
    • Pitanguy, I.: Une nouvelle technique de plastie mammaire. Etude de 245 cas consecutifset présentation d’une technique personnelle. Ann. Chir.Plast., 7: 199-267, 1962.
    • Pitanguy, I.: Mamaplastia redutora, técnica de Pitanguy. Med. Hoje, 2:704-712, 1976.
    • Pontes, R.: Technique of reduction mammaplasty. Brit.J.Plast.Surg., 26: 365-369, 1973.
    • Pontes, R.: Reduction Mammaplasty-Variations I and II. Ann.Plast.Surg., 6:37-44, 1981.
    • Skoog, T.: Breast hypertrophy. A method of reduction. In Plastic Surgery: New method and refinements, Filadelfia, W.B.Saunders. 1974, p.332.
    • Strombeck, J.O.: Reduction mammaplasty. Surg.Cl.N.A. 51: 453-461, 1971.