Otros servidores Arquero

Complicaciones

0370_paginaLa dificultad y el riesgo de complicaciones es mayor cuanto más bajos estén las areolas y los pezones. En la imagen paciente con hipertrofia mamaria muy grave y ptosis muy importante.

En la cirugía de reducción mamaria las complicaciones de importancia son raras. En pacientes obesas y en las grandes hipertrofias aumenta el riesgo de lipolisis o necrosis grasa debido a la delicadeza del tejido. Pueden aparecer pequeñas alteraciones de la cicatriz por rechazo de los puntos internos de sutura, que se corrigen sin dificultad. La formación de queloide es rara en nuestro medio aunque posible. El sufrimiento de los colgajos o la pérdida parcial o total de la areola y pezón, así como las infecciones son excepcionales.

Una de las preguntas más frecuentes es si la intervención altera la capacidad de amamantar a futuros hijos. Pues bien, en principio, cuando los senos no son excesivamente grandes y no necesitan de maniobras especiales para la ascensión del complejo areola-pezón, no causará modificaciones, ya que siempre queda glándula y no se produce solución de continuidad de los canalículos galactóforos. No ocurrirá lo mismo en las grandes hipertrofias, puesto que suele ser necesaria la realización de colgajos para la ascensión del complejo a la nueva posición, o incluso, en contadísimos casos, recurrir al injerto de éste.

En definitiva, el resultado suele ser muy satisfactorio para la paciente, la cual recupera una parte de su cuerpo que antes no aceptaba, elimina la causa de un transtorno psícosexual y alivia el peso de una carga que la naturaleza le había regalado.

  • Bibliografía
    • Courtiss EH, Goldwyn RM. Reduction mammaplasty. In: Peck GC. Complications and Problems in Aesthetic Plastic Surgery. Gower Medical Publishing. New York, 1992