Otros servidores Arquero

La intervención

2619_pagina

La intervención se realiza con anestesia local o con anestesia local y sedación. Su corrección es muy sencilla y consiste en obtener la curvatura que les falta a través de una incisión en la parte posterior de la oreja. Paciente de 9 en el que corregimos la separación de las orejas por falta de formación de la curva del antihelix y exceso de concha auricular.

Con frecuencia se oye hablar de métodos caseros para solucionar el problema: la tirita de esparadrapo que mantiene la oreja pegada a la cabeza, ocultar las orejas con el pelo, o simplemente hacerse a la idea de que se tienen unas orejas así y aceptarlo.

A nuestro entender, el único tratamiento para esta malformación es el quirúrgico. La otoplastia es la cirugía que moldea las orejas, y también comprende las intervenciones encaminadas a corregir el tamaño excesivo de las orejas, del lóbulo e incluso la falta parcial o total del pabellón auricular. La cirugía dura aproximadamente una hora, es sencilla pero muy delicada. Suele ser realizada con carácter ambulante, es decir, el paciente al finalizar la cirugía permanece en observación y después de unas horas es enviado a su domicilio.

Normalmente, siempre y cuando las características del paciente lo permitan, se realiza bajo anestesia local, aunque puede ser necesario anestesia general en determinados casos.

En los niños es importante darles una medicación preanestésica para evitar el miedo y la ansiedad ante el quirófano.

La anestesia local es complementada con sedación, realizada por el anestesista, para evitar que el niño se altere durante el acto quirúrgico, al mismo tiempo que le crea un estado de indiferencia al medio y una amnesia de lo que ocurrió durante ese tiempo. otoplasia