Otros servidores Arquero

Cirugía de los labios-queiloplastia

4276_paginaAumento del volumen de los labios mediante una plastia labial (Wpl) y con aproximación de los fascículos medios del músculo depresor del tabique. La sutileza en el aumento de los labios consiste en adecuar el volumen a las características de la cara.

El labio superior comprende el bermellón, o labio propiamente dicho, y la zona que se encuentra entre este, la base de la nariz y los surcos nasogenianos. El inferior esta formado igualmente por el bermellón y la zona de piel, limitada por la continuación de los surcos nasogenianos e, inferiormente, por el comienzo del mentón.

Los labios pueden presentar una serie de alteraciones de carácter estético susceptibles de corrección: desproporciones de tamaño, depresiones y arrugas. El modelo actual de imagen facial da gran importancia a la forma y volumen de los labios, con una cierta tendencia exótica.

A mi entender no todos los rostros admiten este tipo de estética, sino que la armonía de la cara determina unos labios que han de estar en equilibrio con el resto. Estamos, por decirlo así, condicionados por las demás medidas, de manera que la longitud vertical del labio superior (de la piel, no mucosa) tiene relación con la proyección de la base de la nariz. El labio superior ha de estar por delante del inferior y ser levemente más fino, etc.

Por este motivo incluimos estas intervenciones dentro del grupo de “Modelado Facial”. Basta recordar las aberraciones del buen gusto de los labios deformes que nos presenta la prensa del corazón y que portan algunas de nuestras famosas.

Con la finalidad de aumentar el volumen de los labios podemos utilizar:

  • Plastias: Llevamos tejidos del mismo labio de una parte hacia otra: lo más frecuente es la plastia en VY, con lo que desplazamos hacia delante y afuera músculo y mucosa. Aumenta el volumen y altura del labio rojo: buenos resultados.
  • Injertos: Solemos realizarlos cuando intervenimos simultáneamente en otras zonas que nos sirven de donantes, principalmente en caso de estiramiento facial. Utilizamos un tejido denominado smas (sistema músculo aponeurótico superficial de la cara) o aponeurosis del músculo temporal: Se reabsorbe mínimamente, pero puede provocar irregularidades por la contracción cicatricial. También pueden utilizarse otros tejidos, aunque nosotros ya no recomendamos la grasa, puesto que el edema es muy grande y la reabsorción prácticamente total en esta región.
  • Implantes:
  1. El Artecol (Metacrilato): Es el equivalente actual a la silicona, y debe hacerse test por llevar colágeno en su composición. El mecanismo de llenado no es sólo por el volumen que se introduce sino también por la fibrosis que provoca: lo más importante es ser cauto y no querer un aumento rápido para dar tiempo que se forme la fibrosis. Por ésta razón ha de implantarse en varias veces. Su duración es imprecisa e individual: 1-2 años, en algunos casos permanente… En cualquier caso, no lo utilizamos y tampoco lo recomendamos.
  2. El Goretex. Es definitivo y muy útil para perfilar los bordes del labio, pueden salirse algunos hilos, aunque no suele ser ningún problema.
  3. Entre los compuestos orgánicos más utilizados se encuentran el colágeno bovino, cuyos efectos son muy cortos y que, además, presenta una capacidad de provocar reacciones alérgicas que obligan a realizar una prueba o test que, incluso, su negatividad no exime del riesgo de provocar dicha reacción en el momento de la inclusión.
  4. Ácido hialurónico: de origen no animal, dura entre 6 meses y un año.

Cuando además de un labio fino encontramos que la distancia desde el bermellón hasta las fosas nasales es muy larga puede ser necesario una resección de piel, ya junto al bermellón o en la base de la nariz, de manera que se recuperen las proporciones naturales al tiempo que se pueden disminuir las arrugas debidas a flacidez de la piel. Cuando estas arrugas son superficiales responden muy bien al tratamiento mediante dermoabrasión.

bibliografia

  • Cardoso, A.D., And Sperli, A.E.: rhytidoplasty of the upper lip, Fifth International Congress of Plastic And Reconstructive Surgery, Melbourne, 1971, Butterworth & Co., Ltd.
  • Delerm, A., And Elbaz, J.S. Cheiloplastie des levres minces: proposition d’une tecchnique, Ann. Chir. Plast. 20:243, 1975.
  • Hinderer, U.T.: Tratamiento de las arrugas profundas del labio superior mediante implantación subcutánea temporal del folio de Silicona. “Rev.Esp.Cir.Plast.”, 3. 2: 151 (1970)