Otros servidores Arquero

Prevención de las complicaciones

06_estir_prev106_estir_prev206_estir_prev306_estir_prev4 

El tratamiento del cuello que presenta pérdida del ángulo cérvico-mandibular, con exceso de piel y grasa o con doble papada requiere la realización de un estiramiento cutáneo del cuello que afecta, en mayor o menor grado a la cara. En la imagen podemos observar casos extremos de alteración cervical.

Toda la Cirugía Estética y en especial la cirugía de la cara exige unos cuidados especiales antes y después de la intervención.

Hasta tal punto consideramos importante que ha merecido ser el tema de nuestra Tesis Doctoral cuyo título es “Prevención de la necrosis cutánea en pacientes fumadores sometidos a ritidoplastia (Lifting)” y que fue leída y calificada Cum Laudem por la Universidad Complutense de Madrid.

Uno de los problemas más importantes que pueden surgir en este tipo de intervenciones es la pérdida cutánea (necrosis) la cual aparece con mucha mayor frecuencia en fumadores. Los puntos clave para evitar complicaciones en el colgajo son:

  • Prohibir la utilización de ácido salicílico y derivados.
  • En fumadores, retirar el tabaco quince días antes y quince después de la cirugía.
  • Una técnica quirúrgica impecable.
  • La limitación en la intensidad del despegamiento.
  • Los cuidados en el postoperatorio.

Cuando operamos a fumadores recomendamos muy seriamente dejar de fumar durante el tiempo anteriormente mencionado y procuramos reducir la intensidad del despegamiento. En estos pacientes está especialmente indicada la utilización de las técnicas endoscópicas. Si durante la intervención o después de la misma observamos signos de alteraciones circulatorias de los colgajos utilizamos una combinación farmacológica basada en vasodilatadores (buflomedil), antinflamatorios (diclofenaco) y antioxidantes (Vit.C y Vit E).

Los cuidados postoperatorios son fundamentales para el buen resultado final. En las primeras 48 horas estaremos atentos, especialmente, a la aparición de hematomas.

El paciente deberá descansar o dormir con la cabeza y espalda ligeramente elevadas, procurando mantener la cabeza bien erguida sin doblar el cuello ni hacia los lados ni hacia abajo. Para ello puede ser conveniente la utilización de un collarín ortopédico o una pequeña toalla enrollada y colocada debajo del cuello y sujeta por un pañuelo. No beber bebidas alcohólicas durante dos semanas, evitar la exposición al calor y no tomar el sol en la cara ni realizar ejercicios violentos durante seis semanas. Ha de tenerse precaución en caso de pacientes que utilicen gafas pues la presión de las patillas sumadas al edema postoperatorio pueden comprimir el colgajo a nivel supra y retroauricular y provocar su necrosis.

  • Bibliografía
    • Arquero, P. Lahuerta, A. Luque, C. De la Puerta, D. Ritidoplastia en Fumadores: Prevención de la Necrosis Cutánea. Cir Plast Iberolatinamer. 26, 3: 213-229, 2000.
    • Arquero, P. Prevención de la necrosis cutánea en pacientes fumadores sometidos a ritidoplastia. Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Medicina. 1998.