Otros servidores Arquero

La cicatrización

02_cicatrizEl hombre, como la mayor parte del resto de los animales, perdió su capacidad de regeneración, de recobrar alguna parte de su cuerpo que hubiera sido perdida. No ocurrió así con las estrellas de mar: éstas, si pierden un brazo, no sólo lo regeneran, sino que a partir de este mismo brazo pueden reproducir el resto del cuerpo; los tritones regeneran toda una extremidad sin formación masiva de nuevo tejido ni cicatriz o tejido cicatricial; las conocidas lagartijas, recuperan el rabo cuando éste es amputado. Esta casi milagrosa capacidad regenerativa persiste en los animales complejos a nivel de ciertos órganos: el hígado humano recupera su mismo tamaño después de haber sido resecado un segmento o lóbulo.

La piel está formada por tres capas: epidermis, dermis y tejido celular subcutáneo. La complejidad tisular de éste órgano le hace irrepetible y al no regenerarse, se repara, (mediante un tejido especial, el tejido de reparación o cicatricial), y se contrae, de manera que es capaz de cerrar grandes heridas.

La Cirugia Plástica se ha preocupado especialmente en la calidad de las cicatrices. Para obtener los mejores resultados de una cirugía es necesario conocer con precisión el proceso de cicatrización y los fenómenos que lo acompañan. La cicatrización es una respuesta orgánica que consiste en reemplazar tejido destruido por tejidos vivos. azul

  • Bibliografía
    • Camacho F. Sánchez-Muros J. Mecanismo de cicatrización de las heridas. En: Camacho F: Cirugía Dermatológica. Libros Princeps, 113 – 119, 1992.
    • Epstein E, Epstein E. Skin Surgery, In Wound Healing, Lynch, WS. 6a. Saunders, Philadelphia. 1987; 56-70.
    • Walter JB, and Israel MS. 5a Churchill Livingstone Edimburg. Ch. 6: The inflammatory Reaction 1979; 71-85.