Otros servidores Arquero

Causas de las heridas

02_cicatcausLa pérdida tisular puede ser debida a diferentes causas:

1. Escisión o corte, tanto quirúrgico como traumático; la diferencia entre ambos es que la incisión o corte del cirujano, debido a su precisión, causa el menor daño tisular posible.

2. Agentes físicos, químicos o microbianos. El cirujano plástico se enfrenta frecuentemente con cicatrices causadas por estos factores, tal como las provocadas por las quemaduras. Cuando estas alcazan la cara, las manos o articulaciones revisten particular gravedad por las implicaciones, tanto funcionales como morfológicas que conllevan.También la infecciones pueden ocasionar cicatrices muy importantes por destrucción de las áreas afectadas, de tal forma que es posible encontrarnos grandes pérdidas en regiones más o menos extensas en las extremidades (osteomielitis), en las manos (lepra), la nariz y el tabique nasal (leishmaniosis), etc.

3. Isquemia o infarto tisular. Isquemia significa que la sangre no llega de forma adecuada a un tejido con lo que este es privado de oxígeno (anoxia) y de nutrientes. Cuando esta isquemia aparece súbitamente, se le denomina infarto.Tanto la isquemia que persiste como el infarto ocasionan una destrucción o pérdida de tejido normal que es reemplazado por tejido cicatricial con la consiguiente pérdida funcional. A este tipo de patología se corresponde el cada vez más frecuente infarto de miocárdio y, en el campo de la plástica, las úlceras de presión. Estas úlceras son el resultado de la isquemia provocada por la presión constante ejercida sobre alguna parte del cuerpo, que generalmente se corresponde con eminencias óseas, tal como coxis, caderas, talones, etc. Son de difícil resolución ya que normalmente se presentan en enfermos encamados durante largos períodos de tiempo, pacientes en coma, terminales y tetrapléjicos. La solución más favorable, como siempre, es la prevención. Mover el cuerpo del paciente con frecuencia, fisioterápia pasiva, una higiéne cuidadosa y los colchones de agua, suele ser suficiente. Cuando ya existe la úlcera puede ser necesaria la realización de colgajos.

4. Respuesta del organismo a agentes que por si mismos provocan necrosis.Un ejemplo de ésta es la reacción de hipersensibilidad a proteinas de origen extraño al propio individuo,como la picadura de un insecto, o a proteinas sintéticas tipo vacunas, colágeno, etc.

A pesar de la multiplicidad de causas que pueden ocasionar un daño tisular, el organismo reacciona de manera similar en todas las circustancias. La diferencia estará en el tipo de tejido afectado y en la intensidad de la reacción inflamatoria que conlleve. azul