Otros servidores Arquero

Obesidad en cara y cuello

02_obesidadcaraycuelloPor debajo de la piel de todo el cuerpo tenemos una capa de grasa que aumenta bajo determinadas circunstancias. Este acúmulo puede hacerse de forma homogénea o bien, centrándose en determinadas zonas, dependiendo de un delicado equilibrio neuro-hormonal. La predilección de la grasa por una u otra zona del cuerpo tiene un marcado carácter familiar (congénito), depende especialmente del sexo, del tipo de alimentación y del ejercicio físico.

Cuando una mujer se queja de exceso de grasa en su cara mientras que el resto del cuerpo permanece normal; o en sus caderas, cuando las piernas son extremadamente delgadas, la culpa de ello se encuentra en un condicionamiento genético (familiar) o en una disfunción neurohormonal.

Cuando el exceso de grasa se reparte por todo el cuerpo se denomina obesidad y normalmente obedece a un exceso de comida y poca actividad física.

En la cara y en el cuello nos encontramos con mucha frecuencia que la grasa se acumula preferentemente debajo del mentón, en la parte anterior del cuello, y encima de los laterales de la mandíbula, lo que ocasiona la pérdida de la línea de la mandíbula y del ángulo del cuello: papada, doble mentón…

El tratamiento en estos casos depende especialmente de la edad: de la elasticidad o flacidez de la piel. En jóvenes con piel elástica será suficiente una lipoescultura de la cara o cuello, mientras que en personas mayores tendremos que realizar, además, un estiramiento o lifting cérvico facial para eliminar el exceso de piel. azul

  • Bibliografía
    • Delporte, Henri. La imagen de la mujer en el arte prehistórico. Ed.Itsmo, Madrid, 1982