Otros servidores Arquero

Secuelas

05_secuelas05_secuelas2
05_secuelas305_secuelas4

Entendemos por secuelas las alteraciones definitivas provocadas por la operación y, especialmente, aquellas que tienen consecuencias funcionales. En este caso la paciente presentaba un importante defecto en el dorso y dificultad respiratoria por estenosis cicatricial en el vestíbulo. El tratamiento consistió en la colocación de dos injertos de cartílago en la parte anterior del tabique, un injerto en canaleta en el dorso, afinamiento de la punta, un injerto compuesto de piel y cartílago auricular en la mucosa de la punta (para descender el borde narinario) y una z-plastia en la mucosa del suelo del vestíbulo para ampliar este.

Consideramos secuelas a los problemas que resultan de la cirugía y que permanecen después de esta. Una secuela en la cirugía de los párpados ocurre cuando se ha retirado exceso de piel, lo que provoca que el ojo no cierre de forma adecuada. En la cirugía del abdomen, cuando se ha producido una necrosis del colgajo, y queda una cicatriz ancha y fea.

Así, tenemos que, la liposucción y lipoescultura siendo una técnica aparentemente sencilla, ha dejado numerosas secuelas que consisten principalmente en depresiones u hoyos en la superficie de la piel, en desniveles o deformaciones como ondas o, incluso, en retracciones antiestéticas de la piel. Normalmente obedece a una deficiencia técnica. Sin embargo, la liposucción exige un conocimento profundo de los tejidos que envuelven a todo el cuerpo, conocimiento que, en condiciones normales sólo alcanzan los cirujanos plásticos. Actualmente los problemas más graves, aunque de solución compleja, pueden ser corregidos mediante la lipoescultura superficial y las inyecciones de grasa. azul