Otros servidores Arquero

Sala de prensa

Apariciones en medios: tv, radio, prensa y revistas

2015

ABC

12-12-2015

Sonrisas que valen más que mil palabras.

«La sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes», decía el dramaturgo Víctor Ruiz Iriarte. Dos expertos en imagen analizan los gestos de los principales candidatos a ocupar La Moncloa.

DrArquero_ABC_MaestrosDeBellezaTeresa de la Cierva. ¿Es importante el aspecto físico para captar votos? «Sea innato o conseguido con retoques, la respuesta es sí», asegura el cirujano plástico Pedro Arquero, expresidente de la Asociación Española de Cirugía Estética Plástica (Aecep). «Está demostrado científicamente que las personas bien parecidas inspiran más confianza y credibilidad. Pero, también, se les exige más: si fallan, yerran, engañan o no obtienen resultados, tendrán mayor castigo por parte de la sociedad que los menos agraciados», asegura este doctor.

En esa línea se postula el libro «La supervivencia de los más guapos», de la famosa psicóloga estadounidense Nancy Etcoff. La profesional de la Harvard Medical School escribe que «aunque la mayoría de las personas diría que no cree que lo bello es lo bueno, resulta sumamente fácil demostrar que se da tratamiento de preferencia a los guapos, se les trata mejor y se las ve más positivamente». Etcoff ha estudiado las expresiones faciales en diferentes sociedades y ha concluido que no hay ninguna cultura que diga, por ejemplo, que la piel con muchas imperfecciones sea especialmente atractiva o que el cabello débil y endeble sea cautivador. «Existen señales universales de salud y todos respondemos igual a esas señales», asegura.

Proporción áurea

La pregunta es ¿cuál es la clave de la belleza? Para el doctor Arquero, es una cuestión de proporción. «La cara se divide en tres partes: la superior es el raciocinio, el intelecto y una persona con la frente muy grande es alguien muy racional (los 4 candidatos de los principales partidos la tienen)», señala el médico. «La parte media es la emocional, la relación con los demás, por lo que si se tiene esa parte muy desarrollada -nariz prominente, pómulos muy marcados- será más sensible a las emociones, y se dejará llevar antes por ellas que por la razón (Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes la tenían antes de pasar por quirófano); y la zona inferior es la del instinto, la energía, y a una persona con mucha mandíbula (el caso de Artur Mas y Mariano Rajoy), sin que la gente lo perciba, se le respeta más, lo mismo que otra con una boca cuidada (Albert Rivera y Pedro Sánchez) transmite franqueza».

Pero, ¿cuál sería el rostro del político ideal? El de Pablo Casado (PP) -indica Arquero- ya que todo es proporcionado. «Es racional (lo dice su frente bien desarrollada), tiene una sonrisa bonita (y franca) y su rostro transmite equilibrio entre la parte racional y la emocional».

En el caso de las féminas, para este médico, Inés Arrimadas y Soraya Sáenz de Santamaría cumplen los requisitos (la vicepresidenta del Gobierno tuvo el acierto de colocarse, al principio de su carrera, una carilla de porcelana en un diente roto por un accidente durante su infancia), aunque cree que esta última, para unos futuros comicios, debería hacerse un «botox» en el entrecejo y las patas de gallo, y quizá ponerse ácido hialurónico en los surcos nasogenianos, para suavizar sus rasgos. «Obviamente, el físico no condiciona el voto, pero una cara que refleje equilibrio conectará más con el ciudadano y su mensaje será más creíble».

El poder de un simple gesto

«La belleza es poder, la sonrisa es su espada». La mítica frase del naturalista inglés John Ray define la opinión de Conchita Curull, directora médica de Clínica dental Curull. Para esta doctora, la sonrisa es la pieza clave para transmitir potestad. «Pedro Sánchez puede presumir de boca casi perfecta: dientes blancos y bien alineados y un tamaño proporcionado respecto a boca y rostro. Al sonreír, no muestra encía y la línea incisal de los dientes superiores sigue la forma del labio inferior». Alberto Garzón también posee una buena sonrisa, «aunque debería blanquear un poco sus dientes». Y Albert Rivera tiene la boca pequeña y el labio un poco carnoso, «que transmite pureza y nos habla de un liderazgo más emocional en el futuro», añade Pedro Arquero. Curull cree que el buen estado de la boca de estos tres candidatos se debe a su juventud, «ya que la importancia a la salud dental es bastante reciente».ABC_Politicos

La mandíbula prominente con mordida cruzada de Mariano Rajoy delata su veteranía. De haber nacido unos años más tarde, se habría sometido a una ortodoncia en la infancia para solucionar ese crecimiento óseo, «aunque está a tiempo de corregirlo con carillas -asegura la especialista- , y de paso, blanqueaba y alineaba esos dientes gastados y oscuros debidos a su afición a los puros». Pero nuestro presidente prefiere esconderse tras una barba, «un recurso no especialmente deseable cuando hablamos de un político, porque las barbas ocultan…», puntualiza Pedro Arquero.ABC_Politicos2

Quienes no parece que se ocuparon mucho de la dentadura de sus hijos son los padres de Pablo Iglesias y Andrés Herzog. El candidato de Podemos sufre una maloclusión severa (dientes mal alineados, apiñados y con mordida cruzada) y un color bastante oscuro, «que tiene una solución tan sencilla como unos “brackets” para enderezarlos y un blanqueamiento», aclara la especialista en estética dental. Y el aspirante a la presidencia por UPyD presenta unos dientes desgastados, ligeramente mal colocados y oscurecidos «que se podrían aclarar y reconstruir con un contorneado». Ya lo dijo el dramaturgo Víctor Ruiz Iriarte, «la sonrisa es el idioma general de los hombres inteligentes». Pues eso.

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-sonrisas-valen-mas-palabras-201512112142_noticia.html


La Vanguardia. Estilos de vida

Mayo 2015

¿Les  sientan bien los retoques a ellos?

Retoques en hombresMargarita Puig. El aspecto de personajes que se han sometido a operaciones estéticas de dudoso resultado, como Silvio Berlusconi o Mickey Rourke, podría conducir a conclusiones precipitadas, como considerar que ese tipo de cirugía no les sienta bien a ellos, a los hombres. O que, en todo caso, les sienta peor que  las mujeres. ¿Es así? ¿O simplemente es que las intervenciones masculinas pasan más desapercibidas y solo nos percatamos de los casos de quienes no han sabido escoger la mejor opción?

La respuesta de los profesionales de sector es unánime. No es que a ellos les sienten mejor o peor los arreglos estéticos, porque no se trata de una cuestión de sexo, sino de cómo se usa la cirugía. En este sentido, el cirujano plástico Javier de Benito, del hospital universitario Quirón Dexeus, recuerda que “Pintanguy decía que el éxito en la cirugía estética no depende de lo que el cirujano haga, ni tampoco de lo que salga, sino que van en relación de como el paciente utilice el resultado después de la cirugía”. (…)

Mayores de edad y … orejas de soplillo. En el caso de los hombres, no suele haber una inquietud demasiado precoz por los arreglos estéticos. Pedro Arquero, especializado en cirugía plástica en la escuela del profesor Ivo Pitanguy  y propietario de la clínica madrileña Arquero, explica que “en nuestros centros sólo operamos a personas mayores de edad, exceptuando algunos casos muy concretos en los que creemos que esperar hasta la mayoría de edad puede agravar los posibles efectos psicológicos adversos en el paciente. El caso más evidente de estos es la cirugía de orejas (otoplastia) para tratar las llamadas de orejas de soplillo. Si esperamos hasta que el paciente cumpla 18 años, probablemente se tendrá que enfrentar en varias ocasiones a la crueldad de los niños, lo que pude generar secuelas psicológicas en el paciente. Por eso en estos casos creemos que compensa hacer la cirugía antes de esa edad”. Este profesional ha advertido que en los últimos tiempos está surgiendo “una tendencia nueva muy masculina que responde a la demanda de prótesis de ángulo mandibular y/o de mentón. Se trata de pequeñas cirugías poco complicadas, que ofrecen un resultado muy notorio pero a la ver discreto porque lo que se busca es que la gente note un cambio en el paciente, pero sin saber exactamente cuál es ese cambio…”. (…)

Cada vez va a haber más hombres que pasen por el quirófano por razones estéticas. Los especialistas ven que la tendencia en el hombre es cuidarse más, no solo en su aspecto físico deportista sino también por su aspecto joven, queriendo eliminar aquellos signos que aparecen con el paso de los años. Pero además, también se da mucha más demanda para equilibrar matrimonios o parejas con más diferencia de edad. En estos casos, ellos intentan aparentar menos diferencia operándose para tener un aspecto más de acuerdo con su mujer. ¿Mas razones para un retoque? La competencia en el ámbito laboral es una de las exigencias que pude ser determinante. La necesidad de tener “buena presencia” también es un factor destacado para explicar el aumento de las cirugías faciales, así como el hecho de que hoy se vivan muchos más años, lo que hace que uno quiera tener un aspecto más cuidado.


RinoplastiaMagazine El Mundo

Abril 2015

La Rinoplastia, por el Doctor Pedro Arquero (cirujano plástico).

“Lo importante es que no se note la operación”.

“La rinoplastia es una de las técnicas de cirugía plástica más antiguas según recogen los libros de las Vedas, 2500 años antes de Cristo ya las hacían los alfareros en la India. Eran reconstrucciones completas pues en aquel tiempo existía la costumbre de amputar la nariz a quienes cometían según qué delito.

En términos de estética la rinoplastia aparece en Alemania a finales del siglo XIX de la mano del doctor Jacques Joseph, quien revolucionó la técnica y comenzó a hacer lo mismo que hacemos hoy. Hasta ese momento, cuando se quería reducir una nariz se recortaba externamente la piel y lo que sobraba por encima, pero Jacques comenzó a operar desde el interior, sentando las bases de rinoplastia cerrada. Esta técnica daba muy buenos resultados, pero a mediados del siglo XX los cirujanos comenzaron a caer en el pecado de transformar la fisonomía del paciente, se empiezan a hacer las narices de la moda parisina, todas respingonas y con los orificios mirando hacia arriba. Era la exacerbación de una nariz casi infantil, que en algún caso podía quedar bien, pero que convertido en moda, hace que los pacientes pierdan la personalidad. No había criterio ni un diagnóstico adecuado: daba igual como fueran los rasgos. En nuestros días eso ya se ha normalizado. Ahora lo importante es que no se note que se ha operado, porque si se nota es que la operación está mal hecha.

Un gran adelanto, ha sido la rinoplastia abierta. En la cerrada, se trabaja haciendo una incisión en la mucosa y se opera casi instintivamente, más con la palpación que con la visión. En la abierta, en cambio se hace una incisión en la columela – que separa las dos fosas nasales – y se levanta la nariz como si fuera un capó, de forma que puedes ver bien la anatomía y te evitas complicaciones.”


MadMen Magazine

Febrero 2015

La fuente de la eterna juventud.

Lo que hasta hace poco se consideraba una característica femenina: la obsesión por recuperar la juventud perdida o por buscar una imagen lo más perfecta posible, se acerca al territorio masculino con fuerza haciendo que el sector crezca a pasos agigantados. Clínicas, tratamientos y productos específicos para nosotros,  son top de ventas y reflotan un mercado, hasta ahora, inhóspito para el hombre.

El pasado año, las visitas masculinas a los quirófanos de cirugía estética sumaron el 20% de las realizadas en España. ¿Cuáles son los aspectos que más nos preocupan de nuestro aspecto físico? ¿Queremos estar impecables por simple vanidad, para aumentar nuestro atractivo sexual o puede que el mercado laboral nos exija un plus de perfección que hasta ahora parecía exigirle solo a ellas?

Rinoplastia, liposucción abdominal, corrección de parpados caídos y trasplante capilar son las intervenciones quirúrgicas más demandadas por los hombres. En la mayoría de los casos, un 60%, las causas que nos motivan a meternos en un quirófano son por simple estética. Sí, somos vanidosos y hasta puede que tardemos incluso más que ellas en salir del cuarto de baño antes de ir a trabajar. Las reglas del juego están cambiando y la curva de la felicidad ya solo nos produce felicidad a nosotros. A ellas, no les hace nada de gracia. Pese a que los nombres de estas cirugías son de lo más familiares puede que no conozcamos bien el pre y postoperatorio, el tiempo de baja laboral que implican…. ¿Las repasamos?

La abdominoplastia o dermolipectomia consiste en la resección de un segmento de piel y grasa abdominal al mismo tiempo, restaurando  la tensión normal de la pared muscular. Como en la preparación de cualquier cirugía es necesario realizar una exploración completa para descartar cualquier tipo de patología que pudiera contraindicar el acto quirúrgico como los problemas cardiovasculares, pulmonares y de la coagulación.

El proceso para la intervención es:

Una primera consulta para realizar la historia clínica del paciente, estudiar las características de su abdomen, explicarle las posibilidades de tratamiento, los riesgos de la intervención más frecuentes, solicitar las pruebas preoperatorias y darle el presupuesto.

En la segunda consulta, se comprueban las pruebas, se hacen las fotografías preoperatorias y, tras volver a explicar los riesgos, el paciente lee y firma el consentimiento informado.

La intervención es con anestesia epidural y sedación a cargo del anestesista, siendo necesario que el paciente se quede ingresado en la clínica de 24 a 48 horas.

La sutura se retira alrededor del séptimo día y se coloca en la cicatriz un esparadrapo antialérgico que deberá llevarse durante unas tres semanas. El vendaje compresivo se retira, dependiendo de los casos, entre el segundo y séptimo día, momento en el que se le pone al paciente una faja especial que deberá usar constantemente en las tres primeras semanas.

Aunque las molestias duran unos quince días (tiempo en el que no se debe hacer fuerza), la recuperación suele ser menor, aunque esto dependerá del umbral de dolor del paciente.

MADMEN3La blefaroplastia es una intervención en los parpados inferiores y superiores  que pueden comprender el tratamiento de la piel, de las bolsas y, en ocasiones, necesitar elevar el canto del ojo (cantopexia). La extracción de las bolsas vía trasconjuntival en el parpado inferior evita alteraciones del musculo orbicular y puede tener una recuperación más rápida. La cirugía se realiza con anestesia local y sedación de forma ambulatoria, pasando solo unas horas en el hospital.

El proceso para la intervención es:

Una consulta inicial con una primera evaluación de las características de los parpados del paciente, en la que se le explican sus peculiaridades y los cambios que pueden realizarse. Se entrega el presupuesto y las pruebas preoperatorias que deben hacerse los pacientes para la intervención. En la segunda consulta, que debe ser la semana anterior a la cirugía, se deben entregar las pruebas y exámenes indicados anteriormente. Se le hacen las fotografías preoperatorias, leen y firman el consentimiento informado.

En esto momentos, se pude comenzar con la intervención, con anestesia local o bien local con sedación, de forma ambulatoria.

A los 4 días se retiran los puntos y se dejan unos esparadrapos de papel.

A la semana siguiente, se debe ir a una revisión. También hay otras visitas para revisiones al mes de la operación, a los tres meses y a los seis meses.

Los riesgos con este tipo de intervención son mínimos y la reincorporación al trabajo puede ser en pocos días, seis o siete.

La técnica Folicular Unit Extraction (F.U.E) consiste en la extirpación de manera individual de los folículos mediante microincisiones, de menos de un 1mm de diámetro, alrededor de cada injerto o unidad folicular dejando de ser perceptibles al poco tiempo y no quedando ninguna cicatriz. La técnica utiliza los pelos que son más resistentes, los que se encuentran en la parte trasera y lateral de la cabeza.

La implantación de las unidades foliculares consiste en la ubicación de cada injerto en un lugar exacto. El medico determinará su profundidad angulación y distancia entre una y otra, a fin de conseguir naturalidad, densidad y el diseño deseado.

Se pueden realizar desde grandes intervenciones hasta otras menores con entradas, repoblación de cejas, reparación de cicatrices, etc.


BazaarHarper’s Bazaar

Enero 2015

Belleza. Pequeños retoques

El Dr. Arquero (clinicaarquero.com) augura que se dejarán de utilizar los rellenos no reabsorbibles y se abogará por técnicas sencillas como la ozonoterapia, las vitaminas o los factores de crecimiento para esculpir el rostro.

 


2015 | 2014 | 2013 | 2012 | 2011 | 2010 | 2009 | 2008 | 2007